02 Abr ROLL IT GIRL, PATINANDO JUNTAS

“Que nadie os marque el camino de lo establecido, romped con las normas, coged un skate y unámonos todas en esta lucha hacia la mejora”.

Juntas superan obstáculos, conectan personas y transforman realidades. Estas chicas que forman la asociación Roll It Girl quieren crear un equipo de chicas skaters que compitan a nivel nacional y conseguir que vayan a las olimpiadas de 2020.

Creen que la pasión y el compromiso con un deporte pueden hacer que llegues muy alto, aun teniéndolo todo en contra.

¡Hemos charlado con ellas!

Surfer Rule: ¿Cómo y por qué nace Roll It Girl?

Roll It Girl: La idea de crear una comunidad de skaters femenina rondaba en nuestra cabeza desde hace tiempo, ya que ninguna de nosotras había encontrado un entorno donde sentirse 100% segura para practicar este deporte y compartir experiencias con otras chicas. Por eso, nos juntamos 4 chicas con las mismas pasiones e inquietudes, con el objetivo principal de crear eventos para visibilizar a la mujer en el skateboarding.

S.R: ¿Quiénes lideráis la asociación? ¿Cuál es vuestra historia?

R.I.G: Roll It Girl está dentro de una asociación constituida por 16 emprendedores, aunque este proyecto lo lideramos 4 chicas, con el apoyo de todos los demás.

Todas practicamos algún deporte, entre los que destacan el skate, el snow, el patinaje y el surf, en nuestra opinión, disciplinas generalmente dominadas por los hombres. Es por esto que decidimos juntarnos y darle la vuelta a la situación, uniendo a más y más mujeres que dieran su punto de vista, se animaran a participar en eventos, compartieran experiencias y sobre todo apoyaran a Roll It Girl en su misión de crear un entorno deportivo, divertido y seguro para todas.

S.R: ¿Qué hace Roll It Girl para dar visibilidad y empoderar a la mujer a practicar skate?

R.I.G: Primero de todo, organizamos quedadas de skaters en las que nos juntamos un gran número de chicas, independientemente de la edad, provincia o nivel de profesionalidad. A parte de patinar y pasar un buen rato, compartimos para enriquecernos mutuamente. Ofrecemos desde clases de skate hasta talleres de customización de ropa.

Por otra parte, a través de nuestras redes, mostramos nuestro propio contenido, para correr la voz de que este tipo de acciones existen y para concienciar de la importancia que tienen. 

Por último, estamos organizando un evento multitudinario en Sopelana, enfocado en el skate y el longboard femenino. Si todo va bien, tendrá lugar el día 27 de Abril. Allí, podremos encontrar una competición femenina de varias disciplinas, música, talleres, charlas, etc.

S.R: ¿Qué apoyos encontrarán las chicas que se acerquen y se sumen a la asociación?

R.I.G: Un grupo de chicas unidas y constantes con la causa, que no juzgan y abren las puertas a toda persona que quiera acercarse, conocer o contribuir de la manera que quiera. Encontrarán un espacio alternativo y en constante crecimiento, donde el rumbo del proyecto lo marcan personas como ellas, que viven la misma situación y comparten la pasión del deporte de riesgo.

S.R: ¿Qué faltaba en el skate femenino que os gustaría que tuvieran las niñas con esta asociación?

R.I.G: Principalmente, el reconocimiento que el skate femenino se merece, tanto por parte de los medios como de los propios ciudadanos/as. En otros países y ciudades se le da una importancia mucho mayor y creemos que es el camino a seguir. Al no tener tantas profesionales públicamente reconocidas, tampoco se le da visibilidad a referentes femeninas, por lo que las niñas generalmente se sienten desplazadas en este deporte.

Aquí encontrarán la valentía y el apoyo necesario para lanzarse a la pista sin miedo por el que dirán.

S.R: Decís que las mujeres todavía se sienten juzgadas al practicar este deporte. ¿Son reales estos prejuicios? ¿Con qué tipo de carencias limitantes debemos acabar?

R.I.G: Nosotras personalmente los hemos vivido. El mensaje que nos ha calado es que las chicas que patinamos no tenemos el mismo nivel que los chicos. Esto ha hecho que, en muchas ocasiones, sintamos vergüenza o apuro al practicarlo con ellos y acabemos apartándonos de lo que nos gusta. Las chicas de la comunidad nos han mostrado una situación parecida; la imagen que transmite el skate es masculina y eso hace que sea muy difícil incorporarse. Las pistas de skate y todo recinto deportivo, deberían ser un espacio inclusivo y abierto a la diversidad, donde chicas y chicos entrenaran para sí mismos con el fin de aprender y divertirse.

S.R: ¿Cuáles serán las prioridades básicas a tratar para cambiar la escena del skate femenino?

R.I.G: Tanto el sector público, como las organizaciones y los medios deberían centrar parte de su atención en fomentar la equidad no solo en el skate, sino en el deporte de riesgo, abriendo así las puertas a cursos para chicas, competiciones, eventos… Incluir una categoría femenina en las competiciones no es suficiente, ya que la mayoría de los participantes y público seguirán siendo hombres y la imagen proyectada acerca del skateboarding seguirá siendo la misma.

Es importante educar a los más pequeños desde el principio. Las posibilidades en los deportes son muchas y variadas, tanto para niñas como para niños, y debemos dejar claro que no hay diferencia entre unos y otros. Pueden practicarlos conjuntamente sin ningún tipo de problema. Dejar claro que no es cuestión de sexos.

S.R: ¿Qué tiene este deporte que engancha tanto y cada vez suma más adeptas?

R.I.G: El skate surgió a modo de puro entretenimiento para los surfistas que no sabían qué hacer los días que no había olas. La curiosidad los enganchó y empezaron a fabricar sus propios monopatines a base de madera y ruedas de mala calidad. Era algo alternativo y único. Hasta que se consolidó, sufrió bastante desprecio por ser algo duro, nuevo y relacionado con el vandalismo. En Euskal Herria la situación fue parecida. Los primeros skaters eran ‘punks’ que reivindicaban más pistas de skate y un espacio para el arte y la cultura entre la juventud, mientras que hoy en día, los practicantes llegan a ser padres que transmiten su afán a sus hijos y lo practican juntos. 

S.R: ¿Cómo veis el panorama femenino en España? ¿Están dando caña? ¿Y el global?

R.I.G: Aunque queda bastante por hacer, es cierto que han surgido más colectivos que han tenido un papel importante, como son ‘asiplanchaba’ y ‘Destroy & Gudariak’, entre otros. Las asociaciones y empresas privadas cada vez se suman más a iniciativas centradas en empoderar a la mujer. Las chicas se sumaron a la competición hace años, pero es ahora cuando están empezando a coger fuerza y apoyo, sobre todo en redes sociales y revistas online. Podemos decir que el camino está siendo costoso pero las mujeres somos sin duda el futuro del skate en España.

Sin duda, Estados Unidos y en especial California destaca por ser la cuna del skate, tanto masculino como femenino, por lo que esa influencia está muy presente.

S.R: ¿Qué proyectos tenéis en mente?

R.I.G: Ahora mismo queremos seguir trabajando en organizar eventos, clases, talleres y quedadas, no sólo en Bizkaia sino por todo Euskadi. Poco a poco, generaremos un impacto positivo en la sociedad y se unirán más chicas. La finalidad de este proyecto es empoderar a la mujer mediante el deporte de riesgo. No solo buscamos crear una comunidad de chicas skaters, sino que nos gustaría poder expandirnos a múltiples deportes de riesgo, para solucionar el problema que impera en nuestra sociedad: la exclusión de la mujer en los deportes. De momento, hemos hablado con el Ayuntamiento de Sopela para colaborar en dos campeonatos de surf: Sopela Kosta Fest y Pro Junior.

 

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendenciasSurfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder