15 Mar MARIA FERNANDA BASTIDAS, FOTOGRAFÍA DE SURF EXTREMO

Waimea Bay, Puerto Escondido, Pipeline… Esta fotógrafa de olas grandes se ha hecho un sitio bien merecido entre los mejores fotógrafos de surf del mundo. ¿Quién es Maria Fernanda Bastidas?

Antes de ver su trabajo hay que verla en faena. En Waimea Bay, aparece Tom Carroll, campeón del mundo caminando por la carretera con su tabla partida en dos. Es un día grande y de olas de potencia. Volviendo a la playa, emerge una mujer con unas aletas en la mano, un bodyboard… y una cámara de fotos.

Maria Fernanda Bastidas con sus aletas y su casco en Pipeline. Foto: Luz Castillo Zarco.

Nadando donde pocas personas se atreven

Con fuertes corrientes, olas grandes y que ocupan todo el largo de la bahía de Waimea, pocos fotógrafos se aventuran a nadar en sus aguas. Y hasta hace unos años, ninguno de estos fotógrafos eran mujeres.

Bastidas tuvo un grave accidente el año parado en Puerto Escondido, del que aún se está recuperando. Pero sigue centrada en su siguiente sueño a cumplir: fotografiar Teahupoo un día grande.

Una vida entera en el agua

Creció en Ciudad de México, sin salida al mar, pero Bastidas estuvo en el equipo de natación prácticamente toda su vida. Por aquel entonces no imaginaba que en realidad estaba entrenando para convertirse en una de las pocas fotógrafas que nadarían en las olas más peligrosas del mundo.

Convertirse en fotógrafa de surf fue un feliz accidente para Bastidas. Se graduó en empresas, pero siguió el camino del destino, aprovechando las señales y oportunidades que cambiaron para siempre su camino.

Ahora, a sus 29 años, Bastidas divide su tiempo entre la costa norte de Oahu y la parte continental de México, movida siempre por los grandes oleajes.

Mason Ho, desde muy cerca. Foto: María Fernanda Bastidas.

Su primera experiencia en fotografía de surf

“La primera fotografía de surf fue hace 10 años en México. Estaba haciendo mis prácticas para la universidad, y estaban los groms de California en un viaje de surf. Mi amigo era quien les llevaba a surfear, y como no sabía inglés, me pidió ayuda para traducir. Así de pronto me puse a tirar fotos y me di cuenta que me encantaba. Iba con una sencilla cámara digital”. 

Después hace unos 5 o 6 años fue a Hawaii, a hacer un voluntariado en la ONG Surfing the Nations. Allí estaba el fotógrafo de surf Peter Sterling, con cáncer y ya algo mayor. Y le quiso transmitir lo que sabía. Así comenzó la carrera de Bastidas.

Hubo una surfista en particular que la ayudó mucho, y con la que empezó. Fue Bethany Hamilton.  “Bethany me preguntó cómo iba mi fotografía, le dije que acababa de empezar, y me ofreció que fuera a Kauai para practicar con ella”. 

El terrible accidente en Puerto Escondido

“Todavía dudo de mi misma a veces. No gano mucho dinero y a veces pienso en que tendría que haberme quedado en la ciudad desarrollando mi carrera, como se supone que es lo normal. Pero luego recuerdo que ya he renunciado a mucho y estoy muy feliz. Y pienso también en que de la otra manera, habría sido infeliz.  No dudo de mi en el agua, he nacido para estar en el agua. Pero el año pasado tuve una lesión muy grave”. 

Bastidas era la única fotógrafa que se encontraba nadando en el agua ese día en Puerto Escondido. Las olas eran enormes, y entró por una zona que le parecía que rompían algo más pequeñas. Estuvo en el agua unas dos horas, con unas fuertes corrientes, y estaba cansada. De repente, una gran ola frente a ella, que le cayó encima. Y detrás, la serie.

“No podía bucear para evitarla, así que me hice una pelota. En una mano la cámara de fotos, y con la otra me tapé fuertemente la nariz. La ola consiguió arrancarme las piernas que tenía pegadas al cuerpo, y noté cómo se separó la rodilla. Me rompí varios huesos y el menisco”.

Bastidas nunca había sentido tanto miedo, y pasó el peor mes de mi vida, física y emocionalmente hablando. Ahora he recuperado confianza, pero aún no estoy lo suficientemente fuerte”.

Un sueño cumplido: Pipeline

Maria Fernando vendió hace años su coche para comprarse su primera cámara y su primera casa. Ahora también vive del coaching de natación, con lo que tiene su propio horario y puede viajar.

“La primera vez que nadé entre las olas fue en Haleiwa. No estaba muy grande, porque cuando está más grande la corriente se vuelve desagradable. Fue perfecto. Mi sueño era nadar en Pipeline, y con Behtany me preparé para mi primer día en Pipe”.  

En Pipeline hay un orden, incluso entre los fotógrafos. Bastidas dice que allí también tienes que buscar tu sitio pero respetando la prioridad.

“A veces estoy sola con 20 chicos, pero nunca me han tratado diferente por ser mujer”. 

Medidas de seguridad en condiciones extremas

Un fotógrafo veterano comentó a Bastidas que probase a entrar además de con aletas, con un boogie, para tener algo de flotación.

“Puedes sentarte si estás cansada, y lo usé un tiempo. Pero en la rompiente era demasiado estar pendiente de las aletas, la cámara y el boogie, así que lo terminé dejando. Lo que sí uso siempre es un chaleco ligero de wakeboard, que te permite salir rápido y si te quedas inconsciente al menos flotas y te pueden ver”.

¿Qué tipo de entrenamiento realiza María Fernanda Bastidas?

María Fernanda Bastidas. Foto: @asiabrynne

Por supuesto, nadar. También corre, aunque antes lo odiaba, pero Bastidas saber que ayuda a los pulmones y te hace sentir más fuerte.

También entrena apnea, que ayuda tanto mentalmente como físicamente a estar preparado y a conocer tu cuerpo.

¿Un sueño?

En este momento, a corto plazo Bastidas solamente quiere volver a donde estaba físicamente.

A largo plazo, me encantaría poder hacer fotografía de surf como mi único trabajo y sobrevivir. Me encantaría nadar en Jaws, fui a Tahiti este año pero no estaba tan grande. Y realmente sueño con nadar Teahupoo un día grande”. 

Pero Bastidas debido a su lesión, no se ve preparada física y mentalmente. “Conoces tu cuerpo y lo lejos que puedes llegar, y ahora mismo estoy probablemente a 50 o 60 por ciento y no quiero volver a lesionarme de esa manera”. 

¿Surfear o disparar la cámara? “Cuando está pequeño surfeo, porque me aburro disparando la cámara en olas pequeñas. Cuando hay olas grandes, cojo la cámara. Nunca voy a surfear Waimea o Pipeline, ¡así que hago fotos!” 

Puedes ver el trabajo de Maria Fernanda en su perfil de Instagram.

Entrevista original de Adventure Sports Network.

Fotografía de portada: Emi Erickson en Waimea. Foto: María Fernanda Bastidas.

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendenciasSurfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder