20 Ene MARCELO LUSARDI, “THE BLIND RIDER”: UN SKATER ÚNICO

“En el skate soy uno más, no hay ninguna ventaja para mí, no hay ninguna adaptación,
¡yo hago skate como todo el mundo!”

 

Texto y entrevista Víctor Gallego / Vídeo Mardefondo Producións / Fotos Javier Saavedra,

10:30 a.m. y 9ºC en Santiago de Compostela, Marcelo Lusardi aparece en “su plaza”, a la que siempre baja a patinar, enfrascado en un chaquetón, con su patín en una mano y el bastón en la otra.

Un chaval que supo rehacerse a uno de esos golpes que te da la vida de la manera más inesperada y que superó a base de patinar. Hace un año, este santiagués de 19 años perdió la vista por una enfermedad, la neuropatía óptica de Leber. Pero eso no fue un impedimento para que siguiese haciendo lo que más le gusta: patinar con los suyos en la plaza, lo cual le ayudó además a salir adelante.

Con él charlamos en la capital gallega de lo que supone el skate en su vida y de cómo, en este deporte en el que no hay normas, él se siente uno más.

¿Qué fue lo que te pasó?

Hace un año y medio más o menos, empecé a notar en la visión una especie de mancha. Empezó en el ojo derecho y luego se pasó al ojo izquierdo. No me esperaba que fuese a quedarme ciego. Nadie me decía que me iba a pasar esto, hasta que pasó. Me dejó K.O. en ese momento, porque no me lo esperaba. ¡Fue un momento muy duro! Pero con la ayuda de los amigos, mi familia y sobre todo el patín me fui viniendo arriba y, al final, volví a hacer lo que me gusta, ¡patinar!

¿Cómo fue volver a hacer eso que tanto te gusta?

Volver a pillar el patín después de perder la vista fue algo que, en su momento, era impensable. Yo, de primeras, no pensaba volver a patinar  pero, al final, con el apoyo de mis amigos lo logré. El primer día que bajé con el bastón a la plaza todos se sorprendieron pero, al momento, me dijeron: “¡Tío vuelve a patinar. Si es lo que te gusta, hazlo!”

IMG_8290

Antes patinabas, ahora habrá cambiado todo. ¿Qué sentidos, que elementos o herramientas son determinantes para ti en el momento de patinar?

Sobre todo la orientación. Tú, cuando patinas y ves, te ubicas en un determinado punto del spot para hacer un truco concreto y ya está. Yo necesito buscar el sitio primero y manejar bien las referencias para hacer los trucos.

Después, también me ayudan un montón los sonidos. Me sirven para hacerme referencias de dónde están las cosas. Me ayudan para saber dónde están los bancos, por ejemplo. Este deporte hace mucho ruido: la gente grinda, el patín cae… Siempre sé dónde está la gente en cada momento. Pero también me sirve para lo contrario, para saber dónde no hay gente y patinar tranquilo un rato.

¿Qué significa el skate en tu vida?

El skate en mi vida significa haberme dado cuenta de quién soy y qué es lo que me gusta hacer pero, sobre todo, ¡superación! En el skate soy uno más. No es como en el fútbol, por ejemplo, donde existe una modalidad adaptada. Yo hago skate como hace todo el mundo. No hay ninguna ventaja para mí. No hay ninguna adaptación. ¡Yo hago skate como uno más!

¿Qué esperas que te siga aportando el patinar?

Espero que me siga dando tantas alegrías como me está dando ahora mismo; que me ayude a conocer a más gente y a tener más experiencias.

El skate es algo más que un deporte. Para empezar, no tiene reglas. En el skate no hay normas. Somos como una familia, un grupo de colegas que se apoyan entre todos para superar situaciones y, sobre todo, ¡darle mucha caña y ripar todo lo que se pueda!

IMG_0018

Me imagino que, al principio, pensabas que volver a hacer skate sería imposible. ¿Qué fue lo que te hizo cambiar de parecer?

El tiempo, darle vueltas a la cabeza y la insistencia de mis amigos. Lo pensaba pero no acababa de arrancarme. Estuve 6 meses esperando a ver que decían los médicos. Y, tanto pensar, me ayudó a echar de menos lo que realmente me gustaba. Cuando perdí la vista, me di cuenta que lo que me gustaba realmente era patinar y que mis amigos de verdad eran esos, los del patín. Ahí, me di cuenta de que el futuro para mí era patinar; futuro en cuanto a pasármelo bien y poder seguir adelante con ese gran cambio que fue perder la vista. Mis amigos me dieron ese respaldo moral que me hacía falta. Me dijeron ¡échalo fuera y patina!

A día de hoy, ¿cómo te sientes encima del skate?

Ahora mismo me encuentro bastante cómodo. Como siempre, me tengo que adaptar muy bien al cambio de spot, de skatepark… Cada lugar tiene sus rampas, sus módulos, el sonido es diferente… La gente no se da cuenta pero cada parte del skatepark es diferente. Yo siempre voy con alguien que me ayuda a reconocer donde están los módulos. Yo los toco y así me hago una referencia de cómo son los quarters, los grados de una rampa… para saber exactamente cómo es el lugar, ya que cuando patino tiene que ser todo muy exacto y preciso.

Sin-título“Pase lo que te pase, la vida sigue y hay gente a tu alrededor que te apoya. Hay que tirar para adelante siempre”.

 

Ya para acabar, ¿qué le dirías a alguien que se encuentre en la situación en la que tú estabas hace un año?

A las personas que esten en mi situación, les diría que se relajen y que se adapten a la nueva situación. Ya no sólo si se han quedado ciegos, es aplicable a cualquier otra situación difícil. Les diría que se tomen su tiempo y que se apoyen en la gente que tienen a su alrededor; que busquen lo que les gusta y lo hagan. Pase lo que te pase la vida sigue y hay gente a tu alrededor que te apoya. Hay que tirar para adelante siempre.

Este es otro ejemplo de superación, otra lección que nos da la vida y que nos muestra que la única limitación del ser humano reside en el lugar donde no se intentan las cosas. Marcelo Lusardi, “The Blind Rider”, demuestra que si algo te gusta, vé a por ello.

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendenciasSurfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder