31 Dic LA INDIA SONRÍE CON ‘HAPPY INSIDE’

“Hay que convertir los sueños en ideas, las ideas en proyectos
y los proyectos en realidades”.
– Virgina Toledo, fundadora de Made in Tarifa y promotora de Happy Inside

 

La Fundación Made in Tarifa era un sueño y la escuela Happy Inside toda una utopía que no entraba en los planes de Virginia Toledo hace cuatro años cuando pisó por primera vez La India. Esta diseñadora de moda, que lleva la firma de moda sostenible Made in Tarifa, decidió dar un giro de 180º a su vida y sin pensárselo dos veces viajó sola hasta India para encontrarse consigo misma. Esa “huida” de la que ella misma habla para escapar del conformismo y la infelicidad del día a día le llevó a encontrarse de frente con la cruda realidad a la que estaban expuestos los niños de La India.

Más de 17 millones de niños viven en la profunda miseria de las chabolas y grupos mafiosos que los manipulan y maltratan. Críos de 6, 4 o 2 años muertos de hambre viviendo en los semáforos, mendigando para que sus dueños o grupos mafiosos no les peguen, les violen, les droguen o maten con las condiciones insalubres a los que están sometidos”.

 

Tan solo le bastó una maleta llena de lápices viejos para que todo cobrara sentido y se decidiera a llevar a cabo un proyecto solidario: la escuela de sus sueños.

1. ¿Cómo nace Happy Inside y por qué?

Hace cuatro años que me marché sola a India y entré en un retiro de meditación. Cuando salí, sentí que algo cambió dentro de mi, estaba a punto de coger la ficha de mi destino. Happy Inside nació en un coche después de entregar 300 lápices viejos en una escuela en ruinas en India a unos niños que no tenían juguetes, materiales, zapatos, etc. La emoción que sentí al verles tan felices cambió todo mi paradigma emocional y me sentí afortunada por ser la razón por la que esos niños pudieran sonreír ese día. Al salir de la escuela mi amigo Babú me acompañaba en el coche y con la mano en el corazón me repetía orgullosamente: “Happy Inside, Happy Inside”. Estas palabras se han convertido en un mantra para mi vida. 

2. ¿Qué papel jugó Made in Tarifa para la escuela?

Al año siguiente utilicé mi firma Made in Tarifa para recolectar material escolar. Clientes, amigos y hasta los colegios de mi zona donaron material. Fuimos organizando jornadas de geografía con los niños, les enseñaba mis fotos en la India con esos críos y les pedía que escribieran cartas en inglés explicando los motivos que tenían para donar sus lápices y cuadernos. Con la ayuda de todos, las dos maletas de 23 kilos de lápices que llevé la primera vez se convirtieron en 400 kilos al año siguiente. Cuando regresé de nuevo, creé la Fundación Made in Tarifa para, un año más tarde, construir la escuela Happy Inside para los niños más marginados por el sistema de clases y castas de la India. 

Resultado final de la escuela Happy Inside.

 

3. ¿De qué trata el programa Viaje Solidario? 

Este programa de voluntariado consiste en llevar a nuevos viajeros a la India para enseñarles parte del país y de la cultura; y que, con su propia experiencia, puedan vivir una transformación en su forma de valorar la vida y a las personas. Poder trabajar mano a mano con los niños les otorgará un sentido diferente para desenvolverse en el mundo y ayudar así a que los niños tengan una educación digna a través del cuidado de la escuela, su aldea y el apadrinamiento voluntario. Se trata de extender la sensación “Happy Inside” a cuanta más gente mejor. Todo esto está ideado y organizado por la Fundación y el apoyo de amigos como la Coordinadora Solidaria del Puerto de Algeciras que me han apoyado desde el principio y participado en esta aventura. 

Existen colectivos que acuden a nosotros para poder llevarles a la escuela y aportar también su granito. También hay personas individuales que quieren hacer el viaje y descubrir como ayudar de una manera directa, mientras conocen la India desde su interior. Tenemos un departamento de fotografía que viaja con nosotros durante todo el viaje. Con esto podemos cubrir todo el trabajo en la escuela cada año y el proceso de cada participante desde la salida del aeropuerto en un trabajo audiovisual monográfico e individual que nos ayuda a seguir recaudando alegría e historias maravillosas.

 Virginia Toledo con los niños de Happy Inside durante el proceso de la escuela.

 

4. ¿Cómo se consigue construir una escuela en India?

No fue tarea fácil. Muchos desplazamientos buscando una ubicación, dificultades con el idioma, duras negociaciones, presupuestos y contratación. Para ello sobrellevar la falta de recursos y el agotamiento físico y mental fue clave. Ningún desánimo estaba permitido pues podría repercutir negativamente en la escuela y, lo que es lo mismo, en el porvenir de todos esos niños. Hubo muchos momentos donde me vine abajo y me vi ante un proyecto que me superaba en cuanto a capacidades.

Enseñar por ejemplo a poner las losetas del patio del colegio rectas era todo un reto, si tenemos en cuenta que yo no se ni poner un enchufe. Pelearme con los obreros porque no cumplían los presupuestos y me pedían más dinero a última hora. Volver a España y aprender a editar bien los vídeos para poder difundirlo en medios de comunicación, crear la página web de la fundación, etc. Superar ciertas limitaciones y decepciones a la hora de construir nuevos planteamientos y sueños siempre es un reto personal que merece la pena experimentar. Fue una obra faraónica que se concluyó después de 4 años de trabajo, el pasado 23 de Marzo.

5. ¿Qué actividades realizáis?

Viajamos a India en grupo de 10 personas para aportar ayuda humanitaria. Desde visitar la casa de los niños de la escuela y ver en que podemos ayudar, hasta limpiar las aulas. Hacemos jornadas de concienciación sobre higiene personal o reciclaje del plástico. Una parte muy bonita es la recolecta de ropa y material que hacemos previa a un viaje. La repartimos entre los 10 viajeros y cada maleta lleva una parte de la recolecta. Llegamos allí y nosotros mismos les entregamos la ropa. Esta parte nos encanta porque los niños alucinan: deportivas de fútbol, camisetas de futbolistas, vestiditos para las niñas, pantalones vaqueros, cazadoras… fotografiamos todo el proceso, de tal forma que las personas que donaron la ropa pueden ver directamente lo necesaria y útil que fue su aportación. Se crea un vÍnculo directo entre niño de occidente con el niño de Oriente.

6. ¿Qué tenía La India que no te daba otro país?

Es un país auténtico. Se dice que La India te ama y te mata al mismo tiempo, te descubre tal y como realmente eres. Te saca lo mejor de ti, pero también te muestra la peor versión del ser humano al permitir tanta mediocridad. Ver a un nene de dos años esnifando pegamento mientras mendiga en un semáforo día tras día y saber que son vendidos por la desesperación de una madre para alimentar al resto de sus hijos, condenándole a una vida que no superará los 20 años… ¿Cómo es eso posible si en España nos cabreamos porque la ducha se quedó fría durante medio minuto?  Ver como son esas personas de puras a pesar de las condiciones en las que viven cada día y como comparten lo que no tienen con tanto amor y satisfacción, te ayuda a replantearte muchas cosas sobre como “aprendemos” a relacionarnos aquí en Occidente. India hace que la vida te explote en la cara, que la muerte sea algo solo transitorio y que el amor sea un bien gratuito de primera necesidad que está infravalorado entre muchos de nosotros.

Virginia Toledo ha conseguido que todos se sientan Happy Inside.

 

7. ¿Cómo puede la gente colaborar con vosotros?

Entrando en la web Fundación Made in Tarifa pueden ver el VIAJE SOLIDARIO. Ir personalmente a conocer la escuela y viajar por India con la fundación es la manera más directa de involucrarse en un cambio real y ayudar en el proyecto. Tener una aventura en toda regla, personal y solidaria. También pueden hacer aportaciones a través de la cuenta de la fundación. Muchas personas que no pueden viajar aportan su aportación mensual, pues por pequeña que sea allí significa muchísimo.

8. ¿Cómo recuerdas el día que abristeis la escuela?

Organizamos una fiesta con Dj, torres de altavoces gigantes y decenas de kilos de pétalos de rosa… mi estado era disociativo, parecía que estaba en otro lugar que no era mi cuerpo. Me había integrado tanto entre ellos que mi sensación era extraña, etérea, alterada… era como si mi alma viajara en el tiempo y en el espacio; y que ese momento se quedaría registrado en algún lugar que nunca se borraría. Una profesora cogió el micro y empezó a decir mi nombre leyendo una carta en un inglés trabajado y con alguna falta de ortografía. Me pareció un detalle tierno, muy humilde y sincero. Ver los ojos de sorpresa de aquellos niños, era como si hubiese tenido 120 hijos de repente. Las puertas del cielo se abrieron para todos los que estábamos ese día en la escuela. Empezaba la fiesta y había conseguido que todos nos sintiéramos HAPPY INSIDE.

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendenciasSurfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder