18 Mar JARED ORTIZ-ANGULO: TRIPLICANDO LA CALIDAD DE LAS OLAS

PROYECTOS CON TALENTO NACIONAL, JARED ORTIZ-ANGULO: TRIPLICANDO LA CALIDAD DE LAS OLAS

 “Diseño de un arrecife de surf  artificial en la playa de Somo-Loredo o cómo mejorar una ola”

Texto y entrevista Víctor Gallego

Estamos acostumbrados a ver con impotencia como el talento español emigra a otros países en los que se sienten mucho más valorados y, a veces, parece casi imposible encontrar casos en los que se valore a los jóvenes dentro de nuestras fronteras.

En esta ocasión es así, encontramos el talento de un joven al que sí se le ha reconocido el enorme potencial que tiene. En la tercera edición de los premios concedidos por el Instituto de Ingeniería de Agua y Medio Ambiente (IIAMA), en los que se premia el trabajo de los ingenieros en este ámbito concreto, se reconoció el trabajo de Jared Ortiz-Angulo.

Jared Ortiz-Angulo, además de surfista de vocación, es ingeniero de profesión y actualmente trabaja como técnico en ingeniería costera y portuaria en la empresa Mcvalnera.

Jared, para su Proyecto Fin de Máster desarrolló el “Diseño de un arrecife de surf artificial” para la mejora de la calidad de las olas. Un PFM que ha podido llevar a cabo en la playa del Somo-Loredo y que, en lugar de dejarlo en el cajón de su escritorio, decidió presentarlo a este concurso en el que finalmente ha logrado conseguir uno de los accésits que otorga el prestigioso instituto de ingeniería.

Esta semana hemos podido charlar con él para que nos explicase un poco más en profundidad en qué consiste su trabajo y qué beneficios traería para la práctica del surf.

¿En qué consistió tú proyecto de ingeniería?

El proyecto, como el propio nombre indica, es el “Diseño de un arrecife de surf artificial en la playa de Somo-Loredo”. Mi intención era crear un arrecife artificial que mejorara la calidad de la ola.

Tuvo diferentes etapas: una primera en la que estudié las principales rompientes a nivel mundial para poder sacar características comunes a todas; una segunda en la que el objetivo era conocer la hidrodinámica de los arrecifes artificiales y, por último, la fase en la que lo pusimos en práctica en la playa de Somo-Loredo. Para esto último, realizamos dos vertidos con la arena que se draga del puerto de Santander: una primera en la que se dio la forma al futuro arrecife y, una segunda, en la que vertimos una mezcla de poliuretano y arena que le otorgó la consistencia final al arrecife creado por mí.

¿Qué le aporta al mundo del surf un proyecto de este tipo?

Yo creo que, en un futuro, este tipo de proyectos le pueden aportar bastante. Ahora están muy de moda las piscinas de olas artificiales y el sector está muy enfocado en eso. Sin embargo, esta es una alternativa que no sólo repercute en el ocio. Además de generar una ola para surfear, se crea un nuevo hábitat al que se le puede dar una explotación increíble, como criaderos de nuevas especies o zonas de protección costera. Después, de cara al turismo, existe el plus que aporta el tener una ola de gran calidad.

Todo parecen ventajas, pero ¿cómo mejora la ola este proyecto?

Después de analizar todos los datos que se recogieron en el proyecto, se establecieron unos niveles de surf: 0 (insurfeable), 1 (nivel básico), 2 (condiciones óptimas) y 3 (condiciones perfectas).

Con la puesta en práctica de este diseño lo que conseguimos fue que, en las condiciones de nivel 2, se incrementasen en más de un 30% las condiciones de surf óptimas para el spot. Y, en las condiciones de nivel 0, lo que se logró fue que se redujese de un 78% a un 37% la NO práctica de surf.

Si resumimos los resultados podríamos decir que se triplicaron las condiciones óptimas de surf y que se redujeron en gran medida las de NO surf. Esto no es una fábrica de olas, pero lo que sí hace es mejorar las condiciones cuando las hay.

¿Qué futuro le ves a tú proyecto?

Hoy por hoy es solamente una idea. Tuve la suerte de poder ponerla en práctica en la playa de Somo-Loredo, pero de momento es algo solamente lectivo. Aun así, es algo que podría encajar perfectamente en muchos de los programas que se están desarrollando desde el ámbito europeo como el “Surfing Europe”. Una especie de Inter-Rail de surf al que se está destinando una buena cantidad de fondos. Así que, la implantación de un arrecife artificial en determinados municipios puede ser una iniciativa que impulse el turismo en las localidades que lo lleven a cabo.

Este es un gran proyecto. ¿Cómo nació la idea y que supuso poder ponerla en práctica?

Mi pasión es el surf y, durante el máster (Máster en Ingeniaría costera y portuaria), nos propusieron diferentes ideas para el trabajo final. Yo decidí hacer una propuesta propia.  El surf no está muy valorado en este sector y me pareció una buena idea trabajar sobre los arrecifes artificiales para que así fuese.

Fue mezclar mi pasión con lo que yo estudié. Poder darle una aplicación real a todo lo que aprendí en mi formación académica. Significó algo muy especial, ya que fue plasmar lo que para mí es un sentimiento, matemática, ingeniería y surfing. Todos mezclados para intentar generar la mejor ola, para que todo el mundo la pueda disfrutar. Fue mucho tiempo, muchas ganas y algo hecho con mucho cariño.

Un error por parte de las autoridades competentes no apostar por el talento nacional y por creer que el surf sigue siendo, a día de hoy, un deporte para vagos que se pasan el día a la bartola en la playa. Como acabamos de ver, el ejemplo de Jared es de esos que apuntan hacia el optimismo en todos los sentidos.

 

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendenciasSurfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

1Comment
  • Moli
    Posted at 16:22h, 18 marzo

    Que buen artículo , muchas gracias surfer rule por valorar el trabajo de Jared.

    Estamos seguros de que va a dar mucho por el Surfing

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder