18 Sep ESTÚPIDOS SURFISTAS

El mundo está cada vez peor: guerras, violencia sin control, crispación política y mediática, violaciones de los derechos humanos, crisis, desempleo, inestabilidad… La amenaza yihadista sobrevuela nuestras cabezas, el peligro de que nuestros hijos sufran heridas que los marquen de por vida es cada vez mayor, o eso dice la televisión.

FUENTE: WIKIMEDIA COMMONS

En un momento como este es necesario protegerse del exterior, de lo ajeno y lo desconocido. Hay que agarrase a lo cierto, a aquello que nos dé esa seguridad que parece ser eterna. Es importante preocuparse, porque así estaremos más preparados para actuar frente a los múltiples peligros que acechan ahí fuera. Hay que ser adultos, actuar con seriedad y dedicar toda la energía en acumular, en tener más y mejor. Lo importante ahora es construir un refugio a base de bienes y cosas materiales, que nos protejan de la tormenta que está por llegar. Debemos preocuparnos ahora para no tener que hacerlo cuando esto ocurra.

Y luego están ellos. Los veo ahí fuera cada día, con esa actitud despreocupada, arriesgando su vida sin pensar en las consecuencias. Caminando sin prisas, como si no hubiese un millón de cosas importantes que hacer. Con aspecto desaliñado, sin la más mínima idea de la gravedad de lo que se nos avecina. Parece que no tienen mejor plan que estar a remojo todo el día. Hablan con pasión pero sólo sobre el mar y cómo les hace sentir. Por si fuera poco emplean su tiempo en algo improductivo y cuando salen del agua tienen todos una sonrisa relajada, andares tranquilos y mirada sosegada. Quizá es que no son conscientes de los peligros que se ciernen sobre la humanidad.

FUENTE: PXHERE.COM

Esos estúpidos surfistas desconocen la gravedad de su actitud negligente. Ignorantes de los riesgos que sobrevuelan nuestras cabezas y de los que debemos blindarnos, analizando con detalle y cautela las repercusiones de esta situación en la que estamos. Pero si no se preocupan ellos, tendré que estar inquieto yo por los dos, porque la vida no va a ser todo risas y fiestas, ¿no? La vida es sacrificio y trabajar duro.

Sacrificar el tiempo escaso en construir sistemas que protejan nuestras familias, dedicando todos los recursos posibles en crear una sensación de estabilidad perpetua que calme la ansiedad por lo desconocido. Ya tendrás tiempo de reirte y disfrutar cuando te jubiles. Hasta ese entonces guarda tu tabla de surf y ponte a hacer cosas serias. Olvídate de atardeceres de película mientras bajas esa ola, lo que toca ahora es comportarse como un adulto y dejar la diversión a un lado. Se acabaron los momentos imborrables a solas en el mar.

No seas un surfista estúpido y preocúpate.

Cambia, borra esa sensación de libertad, esas emociones presentes mientras surfeas una ola perfecta y esa satisfacción del “ahora” por la promesa de una estabilidad que se aleja como un espejismo. Deja de vivir como un estúpido surfista y empieza a vivir como un adulto serio.

ardiel@gmail.com
1Comment
  • 2 lecciones que me está enseñando el surf | Rosalva Hernández
    Posted at 10:30h, 26 septiembre

    […] y apenas compartía con nadie esa sensación casi que «espiritual» de cuando surfeaba, pues la imagen que se suele tener del surfero es la de una persona poco seria que pasa un poco de todo, y equiparan el surf con un juego de […]

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder