27 Ago CUESTIÓN DE VOLUMEN

En el surf, como en muchos otros deportes, el atleta está constantemente sujeto al rendimiento que su equipo le permite obtener. Por eso, es esencial que ambas partes se compenetren a la perfección y así el surfista logre entender el funcionamiento de su tabla en la mayor variedad de condiciones posible. Si piensas que estás surfeando la tabla equivocada, te quejas de la fuerza de las olas con frecuencia o te cuesta mucho llegar al pico porque te estás iniciando en el mundo marino, revisa de nuevo esa cifra acompañada de una ele capital trazada a lápiz levemente en algún lugar de tu tabla.

No podría asegurar que comparar al golfista y los palos de golf con el surfista y las tablas de surf sea una buena idea, o incluso una útil. Sin embargo, habiendo descubierto la primera disciplina hace unos pocos meses, puedo encontrar ciertos rasgos comunes.

Fotografía QMV

En realidad la principal característica que hace posible comparar ambas prácticas es que si quieres progresar adecuadamente, debes usar el material apropiado en virtud a una serie de factores externos. Es decir, no puedes llegar el primer día y esperar hacer un swing perfecto con una madera si todavía no has practicado bien la postura con un hierro cualquiera. Muchos golfistas entrarían a discutir esta última afirmación por varios motivos, pero como se trata de una revista de surf y no tengo ningún tipo de argumento para discutir de golf, hablemos de surf.

Los palos y las tablas, además de resultar ambos un gran problema a la hora de afrontar cualquier mostrador en un aeropuerto, deben corresponder al nivel, interés y circunstancias que rodean al deportista. Esto es esencial. Si no se respetan los diferentes estilos de material y se escoge de manera pormenorizada, el rendimiento o el progreso se pueden ver fuertemente afectados.

En el surf lo que diferencia radicalmente las tablas de una manera muy precisa y objetiva es sin duda el volumen. El volumen, como todos sabemos, es el espacio total que ocupa un objeto, en otras palabras, el agua que desplazará si es sumergido. Este, por lo tanto, supone el mejor indicador del grado de flotabilidad de cualquier tipo de tabla. El volumen en las tablas de surf se expresa en litros y suele estar comprendido entre valores 18-20L hasta más de 50L para tablones o corchopanes para debutantes. Cada surfista tiene un número, una cifra mágica con la que su tabla no flota excesivamente ni es difícil de mover pero tampoco es demasiado fina ni estrecha para coger olas cómodamente o disfrutar de condiciones menos favorables. Este número viene condicionado por una serie de factores bien diversos: altura, edad, peso, tipo de olas, tipo de surf, condición física, nivel… Son estos algunos de los componentes esenciales para encontrar tu volumen adecuado. Es vital ser realista a la hora de establecer valores porque de lo contrario podrías acabar con la tabla incorrecta bajo el brazo, y nadie quiere eso.

Fotografía Quiksilver

Desafortunadamente, no siempre hay una respuesta perfecta para cada medidor ni un valor para cada respuesta y por lo tanto, averiguar tu volumen ideal sin ayuda es una labor dificultosa. Son los mismos fabricantes de surf (Firewire, Lost, Super, Rusty…) los que se dan cuenta de esto hace uno años y lanzan una nueva pestaña en sus webs bajo el nombre “Volume Calculator”. Estas páginas, suelen mostrar los diferentes medidores y una barra para ir introduciendo los valores. Una vez rellenas todos los datos, los envías y el programa te calcula de manera estimada la cantidad de litros que te vendrían bien. Además, puedes aprovechar para echar un vistazo a los diferentes modelos y medidas que te recomienda cada casa.

En el caso de que te quieras comprar una tabla y no tengas muy claro cual escoger,   y así sabes exactamente que las tablas que no lleguen a esa cifra no te sirven y que las que los superan por más de 3 o 4 litros quizás tampoco te interesen. Este es otro punto atractivo. Según mi experiencia conviene más superar en dos o tres litros tu cifra deseada que quedarse corto. Esto se debe a que es naturalmente más fácil acostumbrarse al exceso de flotabilidad que a la falta de esta.

Fotografía QMV

Que en los diferentes deportes tienes que escoger el material adecuadamente ya no es noticia, pero la importancia que tiene ser sensato y objetivo a la hora de hacerlo debería ser recordada constantemente. No puedes sobrevalorar tus habilidades o las condiciones en las que entras porque podrías comprarte la tabla incorrecta, frustrarte e incluso llegar a dejar el deporte. Debes dejarte aconsejar, consultar y escuchar a las personas que tengan más experiencia que tu, y sobretodo no intentar llegar a los 27 litros de golpe, ¡pasito a pasito! (siento esta última exclamación, de verdad).

mikel.eslava@opendeusto.es
Tags:
No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder