09 Feb CLYDE MARTIN, EL PAPEL DE UN JEFE DE JUECES

Amante del Rock & Roll, su humor e ironía tras la frase “surfing ruined my life” deja mucho de lo que hablar.

Tras el evento de Ilha Pancha, nos reunimos con el jefe de jueces Clyde Martin, a quien el surf le ha dado todo y se siente más que agradecido de lo que la vida le ha proporcionado.

Clyde, tras competir en el tour europeo en los años 90, iba a retirarse y volver a Sudáfrica, su lugar de origen, a trabajar como una persona “normal”. Fue entonces cuando la Asp Europe en aquél momento, le ofreció la oportunidad de comenzar como juez y quedarse en Europa.

¡Esta fue nuestra conversación con él!

Surfer Rule: Clyde, ¿qué papel juega el jefe de jueces?

Clyde Martin: El papel del jefe de jueces es sencillo y complicado a la vez. Como jefe de jueces, personalmente me gusta ver la opinión individual de cada uno. No me gusta cambiar las notas a nadie, pero sí debes mantener un control. Hoy en día, todos los resultados son vistos por todo el mundo a través del streaming online y deben ser absolutamente correctos.

El jefe de jueces es la persona que debe dar la cara a los surfistas y al resto del mundo si un resultado no es correcto. Su trabajo es mantener un orden y un control de los jueces. Existe bastante presión.

SR: Te hemos visto mantener ese control en Ilha Pancha, ¿qué criterio se sigue para evaluar las olas grandes?

CM: Tamaño, brutalidad, intensidad y giros en la parte más crítica de la ola.

En olas grandes no sólo se juzga el tamaño de la ola. Debes juzgar lo que es más peligroso y difícil de surfear. Hay veces que las olas rompen en aguas más profundas y forman una gran masa de agua, pero otras rompen encima de una piedra o reef con más brutalidad. Es ahí donde está la dificultad.

SR: Como juez ¿qué ola recuerdas que más te impresionó?

CM: Llevo muchos años haciendo el tour mundial como juez y hay muchos dieces que impresionan verdaderamente.

Para campeonatos memorables mencionaría Teahupo, Pipeline, Sunset y Jeffreys Bay. Cuando el surfer salía de la ola, muchas veces se me ponía la piel de gallina.

Ni qué hablar ver a surfistas como Kelly, Andy, Parko… A mi me gustaba mucho ver a Andy porque nunca sabías lo que iba a hacer en la ola.

Hoy en día el surf parece teledirigido. Muchas veces ocurre que cuando reman ya sabes lo que van a hacer en la ola, pero son aquéllos que marcan un toque extra los que destacan realmente.

SR: Hay ocasiones en las que un atleta protesta por cierta puntuación. ¿Cómo manejas este tipo de situaciones?

CM: Debo decir que existen sí, pero hoy en día no tanto. La tecnología nos permite repetir y comparar olas desde diferentes ángulos.

En los 80 y en los 90, al no existir tanta tecnología, las protestas eran mucho más grandes. En aquella época te venía el surfista con un vídeo que le había grabado su amigo, con una calidad terrible, te protestaban porque no habían ganado y tú no tenías pruebas para justificar su nota.

Hoy en día ese argumento es más difícil. Un jefe de jueces puede mostrar todas las olas de una manga desde diferentes ángulos y explicar el por qué de la puntuación.

SR: Tu primera lesión fue con 20 años y te rompiste la espalda. ¿Cómo afrontaste la segunda lesión con 45 en la que rompiste el cuello?

CM: Cuando tienes 20 años y sufres una lesión, eres más inocente y muchas veces no te entra en la cabeza la gravedad de tu lesión y haces tonterías.

Mi segunda lesión fue muy grave. La afronté con mucho miedo ya que con 45 no es lo mismo que cuando eres más joven. Pero yo ya tenía la experiencia de las dificultades y el tiempo que lleva una recuperación. Además, yo tenía seguridad en mi mismo. Sabía que iba a ser capaz de superarlo porque ya lo había hecho una vez y lo podía volver a hacer. ¿La clave? Tener paciencia y ser consciente.

Foto: www.pantinclassic.com

SR: Has vivido muchas cosas, ¿cuál te gustaría que fuese tu legado?

CM: Cuando era más joven quería marcar la diferencia, ser algo importante en el mundo del surf… Pero hoy en día me da igual.

Me gustaría que la gente surfease por la sensación de surfear, no por ser profesional, tener un sponsor y ponerle pegatinas a la tabla. Lo importante es el deporte, la sensación de surfear, de estar en el agua con tus amigos, coger olas y salir contento.

Hoy en día veo demasiado negocio alrededor del mundo del surf y a veces me preocupan los valores que observo que cierta gente está transmitiendo.

 

Desde Surfer Rule y con este mensaje de Clyde Martin, os queremos recordar que no os olvidéis de disfrutar del deporte. Que como dijo Mandela, tiene el poder de cambiar el mundo, de inspirar, de unir a la gente y de derribar las barreras sociales.

 

 

 

 

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendenciasSurfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder