11 Mar CATÁSTROFE MEDIOAMBIENTAL: VERTIDO EN AGUAS PROTEGIDAS

Un petrolero que transportaba 770 toneladas encalló cerca del Atolón de Coral más grande del mundo, aguas que son Patrimonio Mundial de la Unesco, en Las Islas Salomón en el Océano Pacífico.  Más de 660 toneladas de crudo aún permanecen en el barco, así que la situación continúa empeorando.

 

Las Islas Salomón, un idílico archipiélago de 1.000 islas al noreste de Australia, son tan pintorescas y un buen destino de surf.  Los pasos de arrecifes orientados al norte y al sur producen olas de clase mundial, el agua es cristalina y si tienes suerte, puedes surfear sin tener que enfrentarte a una multitud. Pero a pesar de que la región puede parecer idílica, la ubicación geográfica de las Islas Salomón ha hecho que el país sea vulnerable a los devastadores tsunamis, terremotos y erosión costera (esto último debido a las tasas extremadamente altas de aumento del nivel del mar). Y desafortunadamente, el país ahora tiene otra preocupación ambiental en sus manos.

Durante el ciclón Oma , un barco que transportaba 770 toneladas de crudo encalló en la Isla Rennell, una de las más al sur del país y según la UNESCO, el atolón de coral más grande del mundo.

 Isla Rennell

Desde el primer vertido, el petróleo sigue derramándose desde el barco de carga a una velocidad preocupante extendiéndose a lo largo de más de 3 millas de costa, acercándose cada vez más al sitio del Patrimonio Mundial de East Rennell. Más de 75 toneladas de petróleo se han filtrado en las aguas circundantes y el Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio de Australia estima que hay un alto riesgo de que los cientos de toneladas restantes hagan lo mismo.

Como nos podemos imaginar, la fuga no ha resultado en nada positiva para la población local de la isla. Según The Guardian , “una gruesa capa aceitosa de alquitrán cubre la superficie del agua y cubre playas, pozas de rocas, troncos y hojas,  se ven peces muertos flotando en la bahía cercana. Se ha advertido a los niños que no naden en el océano y la pesca ha sido prohibida por el momento“, un gran golpe para muchas personas locales que dependen del sector pesquero para la alimentación y el empleo. La mancha gruesa también ha penetrado en los pozos costeros, lo que lleva a los residentes a beber el agua de lluvia recolectada.

¿Y qué se está haciendo para detener el vertido del buque?

Aparentemente no mucho. El barco, llamado Solomon Trader, es propiedad de South Express Ltd, una compañía de fletes y envíos con sede en Hong Kong. Según el Sydney Morning Herald , Australia ha estado presionando a su propietario y a otras compañías involucradas para que asuman la responsabilidad del vertido. Hasta ahora, la aseguradora del barco (una firma surcoreana llamada Korea P&I) ha dispuesto una tripulación de salvamento, pero la fuga del crudo continúa empeorando.

“Debido al aumento del daño ecológico y la falta de acción por parte de las compañías privadas implicadas, el Gobierno de las Islas Salomón ha solicitado la ayuda de Australia”, han explicado.

Como respuesta, según ha apuntado Payne, Australia enviará equipo, embarcaciones y expertos bajo el liderazgo de la Autoridad Marítima de Seguridad Australiana (AMSA).

info@surferrule.com

Más que surf, olas gigantes y tendenciasSurfer Rule, revista de referencia del surf y el snowboard en nuestro país desde 1990, promueve los valores, la cultura y las inquietudes de todos los que amamos los boardsports.

No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder