16 May ARRECIFES DE SURF. PARTE 1

Seguro que alguna vez habéis soñado con esas definidas líneas que se aproximan desde el mar y comienzan a romper formando admirables tubos. Una tras otra sin cesar… como si de una máquina perfecta se tratase. Son muchos los factores que intervienen en este proceso, pero vamos a centrarnos en los arrecifes, ya que, aunque a nosotros nos puedan dejar cicatrices tras una mala caída, cuando el oleaje los acaricia se generan las más admirables maravillas de la naturaleza.

El interés por la comprensión técnica de los factores que generan estas perfectas olas se remonta al año 1972, en el que James R. Walker, Robert Q. Palmer y Joseph K. Kukea, publicaron un documento llamado “Surfing recreativo en los arrecifes Hawaianos” donde analizaron algunos de los arrecifes más importantes a lo largo de las costas de Hawai y establecieron algunos criterios para la preservación, mejora y diseño de los lugares de surf.

Figura 1. Rotura perfecta del oleaje sobre arrecife natural

¿Qué es un arrecife natural de surf y qué tipologías existen?

Los arrecifes naturales son todos aquellos sustratos duros y compactos (de origen biogénico o geológico) que yacen en los fondos marinos a una profundidad menor de once metros respecto al nivel del mar durante los estados de bajamar y que genera (bajo ciertas situaciones de clima marítimo) condiciones óptimas para la práctica de surf.

Figura 2. Fotografía subacuática. Surfer, fotógrafo y arrecife

Los arrecifes naturales pueden dividirse en dos grupos:

  • Los arrecifes bióticos son los que se forman por la acción de millones de organismos llamados pólipos, que se adhieren a las superficies rocosas del fondo del mar y, con el paso del tiempo, acaban formando arrecifes de coral, que son las formaciones más extensas del fondo marino.
  • Los arrecifes geológicos se componen principalmente de rocas y son el resultado de los movimientos tectónicos en las placas oceánicas o de la forma del relieve submarino natural.

¿Cómo es su funcionamiento?

Para comprender el funcionamiento de un arrecife, lo mejor es pensar en una simple analogía con una antena de radio:

  1. La antena es una estructura sólida, a diferencia de los fondos de arena, los arrecifes tienen el pico (o la zona de rotura) muy bien definido debido a la rigidez de sus fondos. Un spot de este tipo puede verse hoy muy similar a como lo hizo hace decenas de años.
  2. Cuanto más grande y alta sea la antena, más fuerte es la señal de radio. Cuanto más grande sea el arrecife, mayor será el rango de condiciones de mar bajo el que se producirán olas de calidad, lo que equivale a más horas de surf.
  3. Al apuntar la antena a la fuente de ondas de radio se obtiene más señal. Cuando la dirección del oleaje coincide con la orientación del arrecife, éste se comporta como un “imán del swell” que absorbe, concentra y amplifica las ondas.

Figura 3. Analogía de la antena de radio

¿Qué parámetros definen un arrecife?

Todos los parámetros que definen un arrecife son fundamentales de manera independiente para generar olas de calidad que permitan la práctica del surf. Para analizarlos, debemos considerar tanto la forma en planta del arrecife (vista aérea), como su forma en perfil (una sección transversal del arrecife).

1. Forma en planta

Los parámetros que definen el arrecife en planta son:

La forma geométrica que genera las mejores condiciones de surf es la triangular (quedando uno de los lados paralelo la línea de costa). Una de las causas es porque esta disposición presenta pendientes laterales que van desde la cresta del arrecife a la base del mismo y que son fundamentales para los procesos de concentración local de las ondas. Si la orientación del arrecife respecto a los oleajes incidentes es la adecuada, se puede generar un pico perfecto tanto de derechas como de izquierdas.

Podemos estimar como tamaños de referencia, que las dimensiones de una cancha de tenis (24×11 metros) ocasionaría olas de calidad con poca frecuencia y bajo condiciones climáticas muy específicas. Si consideramos un arrecife de la escala de un campo de fútbol (105×68 metros una altura de ola entre la cintura y la cabeza sería ideal para ocasionar buenas olas un gran número de días al año.

Figura 4. Vista en planta de los arrecifes Cokes y Chickens (Maldivas)

2. Forma en perfil

Los parámetros que definen el perfil de un arrecife son: La pendiente frontal del arrecife, la altura del arrecife y la profundidad del arrecife (Figura 5).

En función de las magnitudes de estos parámetros, se producirán buenas o malas condiciones de rotura. Estas magnitudes son complicadas de determinar con precisión, pero se pueden estimar a partir de conclusiones obtenidas de estudios técnicos sobre arrecifes de surf. Por ejemplo, la profundidad del arrecife debe ser inferior a la altura de la ola offshore (en aguas profundas).

Figura 5. Parámetros en el perfil transversal de un arrecife

¿Qué efecto tiene sobre las olas?

A medida que el oleaje se propaga y va sintiendo la presencia de la pendiente del arrecife, comienza a producirse una concentración. Cuando la ola ya se encuentra sobre la cresta del arrecife (parte superior), sufre un cambio brusco de profundidad y la parte inferior de la ola comienza a ralentizarse debido a la fricción generada por contacto con el arrecife, mientras que la parte superior no siente el fondo y continúa moviéndose a la misma velocidad. Esto genera un desfase de velocidades entre la zona superior e inferior de la ola y un elevado peralte de la onda, que permite a los surfistas alcanzar altas velocidades. En cierto momento esta situación deja de ser estable y la parte superior se ve arrojada hacia delante: Se produce la rotura.

La rapidez con la que se produce la rotura depende de la profundidad a la que se encuentre el arrecife en ese determinado momento, siendo esta una de las razones por las que la capacidad de disipación energética del arrecife (que puede llegar a ser hasta del 90%) se ve muy modificada debido a cambios de nivel por efectos de la marea. Si el proceso de rotura ocurre lo suficientemente rápido, la ola generará el tan preciado tubo (que se conoce como rotura en voluta)

Figura 6:  Proceso de propagación sobre un arrecife

Si estás aprendiendo a surfear no tienes que preocuparte, aunque hemos hablado de tubos perfectos… también existen algunos lugares como la Bahía de Kahalu’u (Hawái), en donde se puede disfrutar de una ola de arrecife apta para principiantes.

Foto de portada: Chris Burkard

Tags:
No Comments

Post A Comment

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *


Mostrar Botones
Esconder